7.11.04

La mala educación científica. Encuesta sobre percepción social de la ciencia

Recojo algunos datos de las conclusiones de la segunda Encuesta Nacional sobre Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología. El estudio, basado en 3.400 entrevistas, fue encargado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), y realizado por TNS-Demoscopia

- Dos de cada tres españoles reconoce que durante su etapa escolar recibió un bajo o muy bajo nivel de educación científica y técnica. La mayoría opina que un mayor conocimiento científico y técnico mejoraría su capacidad para tomar decisiones importantes.- Los asuntos de medicina y salud encabezan la lista de los campos de investigación más valorados (3,7 puntos sobre 5), seguidos por cuestiones sobre alimentación y consumo (3,55). En consonancia con ello, los médicos y los científicos encabezan el ranking de los grupos profesionales que más contribuyen al bienestar de la sociedad, por delante de profesores, ingenieros o informáticos. Los médicos y los científicos son también los colectivos que mayor confianza inspiran a los ciudadanos al tratar cuestiones técnicas o científicas.

- Los encuestados consideran que los dos campos del avance científico que más han contribuido a mejorar la calidad de vida son los trasplantes de órganos (4,55 puntos) y las telecomunicaciones (4,46). Las prioridades en investigación deberían ser la búsqueda de soluciones al cáncer (77%), al sida (47%) y a las enfermedades degenerativas (34%), seguidas por las enfermedades cardiovasculares, la salud mental y la diabetes.

- Los entrevistados asocian la ciencia y la tecnología a valores de progreso, bienestar, poder, eficacia e incluso riqueza, pero reconocen que ambas disciplinas van asociadas a riesgos como dependencia, desigualdad, elitismo e incluso deshumanización. La sociedad española considera que son necesarios mecanismos de control social sobre las mismas. Este tipo de control social ha de ser especialmente fuerte en aquellas investigaciones que tengan que ver con la innovación armamentística y la energía nuclear.

El interés de estas encuestas reside en ofrecer indicios sobre las expectativas y los temores del ciudadano, aunque hay que descontar siempre el “deber ser” que contamina las respuestas. Baste una pequeña perla para apreciarlo: según el estudio, los temas que más interesan a los españoles son medicina y salud, alimentación y consumo, medioambiente, muy por encima de los espectáculos, los deportes, la cultura, los sucesos o la economía. La política y la vida de los famosos ocupan puestos inferiores. Evidentemente, los encuestados son de los que solo ven en TV los reportajes de la dos.

No hay comentarios: